Ilusiones perdidas

Dejaste junto a la cama
las zapatillas, mi niña,
el pijama en la almohada
y la lámpara encendida.
Te olvidaste de cerrar la puerta,
dejando entrar en tu alma
la esperanza incierta.

Yo creía en las leyendas,
en la juventud eterna,
en héroes, rebelión,
en el amor y no la guerra,
en la unión hace la fuerza,
en la libre decisión.

En mi vientre yo portaba
la semilla de su cuerpo.
La ilusión se me hizo añicos,
el amor se tornó en miedo.
La libertad en represión
y mi héroe un embustero

Ya no hay príncipes ni guerreros
ni galanes con sombrero, madre.
Sólo quedan las historias
que alimentan soledades.

Ya no quedan  más ideales
Ya no hay príncipes ni guerreros
ni galanes con sombrero, madre.
Sólo quedan las historias
que alimentan soledades.
Ya no quedan  más ideales

 

Música y Texto: CHUS

Copyright © 2013 - 2020 by Chus Steudel